Este 1 de julio se cumplieron los tres meses previstos en la ley sobre trabajo a distancia y teletrabajo para que las empresas con trabajadoras prestando servicios en forma remota se ajusten a las nuevas disposiciones legales. Sin embargo, se trata de una ley que está pensada para tiempos de normalidad y no de excepción. Revisa el comentario de Estudio Navarro Abogados a la Ley Nº21.220: Desafíos trabajo a distancia y teletrabajo